Fomentemos la lectura en casa: Estrategias

FOTOALEF20131010131570053Por: Lic. Sandy Salazar, Educadora Especialista en Dificultades de Aprendizaje

sandy.s@desarrollandomentes.com

 

 

 

En la actualidad uno de los retos más frecuentes al que se enfrentan nuestros niños es la lectura. El amor por la lectura es uno de los mejores regalos que podemos heredar a nuestros hijos. La lectura es un hábito, por lo tanto se adquiere y se aprende.

El leer tiene grandes beneficios en los niños, aumenta su capacidad lingüística, desarrolla su imaginación, los hace viajar, reír, y soñar, además les permite mejorar su comprensión, aprender palabras con mayor rapidez, su cerebro se ejercita y adquieren un mejor desarrollo de lenguaje.

Resulta de gran importancia el fomentar la lectura en la casa de manera que los niños crezcan con una cultura inherente del hábito de leer.

¿Cómo lo hacemos, como fomentar la lectura en la casa?

Para poder hacerlo es necesario tomar en cuenta algunos factores que menciono a continuación:

Adecuar o  contar con un espacio especial para leer. Esto no significa que tengamos que construir una biblioteca o un cuarto especial, o llenar muebles con muchos libros. Se trata de reservar un espacio o esquina en algún lugar de la casa y acondicionarlo con algunas gavetas o estante y ordenar todo el material de lectura con que se cuenta en la casa. Este debe tener muy buena iluminación y ventilación. Puede acondicionarse como la familia prefiera, sin embargo, debe ser un espacio que invite a leer.

  • Organización. Es de gran importancia que este espacio se mantenga en buen orden, con los libros, revistas y folletos clasificados por edades, esto con el fin que cada integrante de la casa sepa cuál es el material adecuado para su edad e intereses.
  • Incentivar la lectura diaria. Ya sea durante algún período del día o todas las noches antes de dormir. Incluir la lectura como una actividad diaria.
  • Niveles acordes. Asegurar que el lenguaje y profundidad del libro sea para la edad y nivel que buscamos. Eso hará que haya una mejor comprensión y motivara al niño a continuar leyendo.
  • Investigación. Estimular el investigar lo que no sabemos a través de los libros, hacer a los niños críticos y que se generen sus propias preguntas y busquen sus respuestas.
  • Tecnología. Utilizar los recursos que ofrece la tecnología, como los libros digitales, los audio libros o la investigación a través de internet, siempre teniendo la supervisión requerida según la edad.
  • Compartir. Generar espacios de compartir lo que estamos leyendo en familia, conversaciones, preguntas, recomendaciones, expectativas de sus propias lecturas.
  • Modelar. Dar el ejemplo nosotros mismos. Planificar en nuestro tiempo un tiempo dedicado a leer, donde los niños vean que no es algo ajeno a nosotros.
  • Incluir. Leer en voz alta a los niños pequeños o escuchar a los que ya leen, leer en voz alta.

El papel de la familia es fundamental para fomentar la lectura en la casa y crear el buen hábito de la lectura.

Nunca es demasiado pronto, ni demasiado tarde para empezar, propóngase la meta e inicie hoy, regale a sus hijos este tesoro, el que los llevara a nuevas dimensiones y a descubrir grandes cosas a través de los libros.

Desde los primeros días de vida de sus hijos se puede motivar el leer y los beneficios impactarán su desarrollo de manera positiva y exitosa, activarán la dimensión más lúdica, intuitiva y creadora de la inteligencia.

Fomentar el hábito de lectura en familia desde la primera infancia favorece la formación y el desarrollo social, cognitivo y emocional de los niños.