Disciplina Positiva: Nuestros hijos no vienen con Manual de Instrucciones: Conozca las soluciones al comportamiento de su hijo.

discipline_with_love

Por: MSc.Laura Álvarez, Psicóloga Clínica, certificada en Disciplina Positiva

laura.al@desarrollandomentes.com

 

Se puede ser amoroso y firme al mismo tiempo: le tengo buenas noticias, ¡Sí se puede!

 

La palabra disciplina con amor encierra dos fundamentos importantes: “Firmeza y Cariño” al mismo tiempo. Sin embargo tratar de llevar esto a la práctica no es tarea fácil. La mayoría de las veces encontramos a todas aquellas personas involucradas en el proceso de formación de niños “tratando de serlo” La teoría suena muy bonita pero ¿cómo lo hago? Muchos venimos con la idea de que la manera más fácil de disciplinar a un niño es sin afecto, o creemos que cuando disciplinamos debemos quitar el afecto. Algunos consideran que siendo firmes evitaremos malacrianzas, berrinches y rebeldías. Por otro lado hay quienes piensan que el que seamos padres permisivos, hará que sean niños más felices y sin traumas.

Pero ¿Cómo lograrlo? Actualmente en Costa Rica estamos promoviendo un método que se llama Disciplina Positiva. Basados en los libros de Jane Nelsen, Cheryl Erwin, Lynn Lott, Stephen Glenn y otros la Disciplina Positiva es un método que enseña a los padres y maestros sobre herramientas para la crianza y educación de sus hijos y alumnos. A través de Disciplina Positiva logramos que los padres y maestros obtengan herramientas útiles para las distintas edades del desarrollo desde que el niño nace hasta la adolescencia. Lo novedoso es que está enfocado en las soluciones al comportamiento.

Es un método que promueve la importancia de tratar a todas las personas con dignidad y respeto. Esto no significa fomentar a los padres a consentir y sobreproteger a los niños ya que esto trae problema sociales y de comportamiento. Lo que busca la Disciplina Positiva es que los padres y maestros logren hacer primero conexión con sus hijos, alumnos, logren un vínculo y luego corrijan el comportamiento.

Los 5 criterios que promueve Disciplina Positiva son:

  • Ayuda a los niños a tener un sentido de conexión
  • Es respetuosa y alentadora
  • Es efectiva  a largo plazo
  • Enseña habilidades para la vida
  • Ayuda a los niños a descubrir sus capacidades

Las herramientas que da Disciplina Positiva a los padres:

  • Entender lo que está detrás del comportamiento de sus hijos
  • Comunicación efectiva y habilidades para resolver problemas
  • Se enfoca en las soluciones en lugar de los castigos
  • Es alentadora en lugar de alabadora
  • Promueve espacios entre los miembros de la familia y del aula.

Lo invito a que haga un alto en el camino y visualice a sus hijos o alumnos en el día a día: ¿Qué le gustaría a usted ver en su comportamiento?

Orden, limpieza, que sigan instrucciones, reglas claras, autonomía, autocontrol, responsabilidad y buen trato a los demás.

Ahora piense por un momento: lograré esto a través del amor y la firmeza o a través de la permisividad o la excesiva firmeza.

Si somos excesivamente firmes lograremos temor, rebeldía, inseguridad de sí mismo, poca comunicación. Si somos permisivos lograremos poca autonomía, dificultad para adaptarse, dependencia entre otros.

Entonces ¿cómo se establece una relación basada en la firmeza y en la amabilidad, sin caer en los excesos? Seremos amables cuando nuestras acciones muestran respeto hacia el niño y seremos firmes cuando somos respetuosos con nosotros mismos y con la situación.

A través de Disciplina Positiva podemos aprender a ser firmes y amables y obtener resultados.

Logramos tomar en cuenta la edad del niño, conocer las características y comportamientos propios de la edad.

Logramos conectarnos con nuestros hijos y alumnos: antes de corregir nos preguntaremos ¿por qué se habrá comportado así? Buscaremos un espacio para conversar lo que pasó antes de tomar una acción. Primero conexión luego corrección.

Se toma en cuenta al niño u adolescente con anticipación para implementar las rutinas: “tenemos que ponernos de acuerdo para hacer tareas ¿te parece que lo podríamos hacer de tal forma?” O “¿qué opciones me das y llegamos a un acuerdo?”. Usted notará la diferencia cuando sus hijos o alumnos son involucrados en la toma de decisiones.

Mantenemos una conducta firme y constante porque hacemos del respeto y la empatía un estilo de vida.

Buscamos soluciones a largo plazo. Generalmente con la firmeza o permisividad se generan cambios inmediatos. A través de Disciplina Positiva buscamos cambios a largo plazo a través de negociaciones, reuniones familiares y conexión con la edad del niño u alumno.

Cuando iniciamos un proceso de cambio nos gustaría que fuera inmediato, que la persona cambie, que mi familia funcione, que pueda tener mejores relaciones con los demás de inmediato. Sin embargo, en la vida todo cambio requiere de constancia y esfuerzo.

Ser firmes con amor es un proceso que toma tiempo, pero tan pronto lo aprendan a interiorizar, estará desarrollando en sus hijos cambios a largo plazo, respeto, confianza y habilidades sociales que valdrán la pena.

Escrito Por: Laura Alvarez: Certificación Internacional: Positive Discipline Parenting Educator. Positive Discipline Association, USA. Programa de Disciplina Positiva para padres. 2011

Teléfono 89225038