Musicoterapia: Trabajo de las habilidades de comunicación y expresión de emociones

1328625866

Por: Lic. Max Terán, Musicoterapeuta Clínico

max.t@desarrollandomentes.com

 

 

Beneficios de la Musicoterapia en el desarrollo de las capacidades de comunicación

Todos conocemos o hemos escuchado los alcances de la música y beneficios de la Musicoterapia en distintas áreas, poblaciones y discapacidades. Es efectiva, no solo para mejorar el comportamiento y la atención sino también para disminuir la ansiedad en niños diagnosticados dentro del Trastorno del Espectro Autista (TEA), trastornos generalizados del desarrollo, trastornos de comportamiento o hiperactividad y niños con problemas emocionales que les impiden un desarrollo óptimo en la escuela o en la casa.

Nuevos estudios contribuyen a afianzar la idea de que las experiencias musicales como intervención terapéutica pueden influenciar en una mejoría las habilidades de comunicación y el reconocimiento de emociones de niños y adolescentes. Especialmente incrementando la flexibilidad y desarrollando sus capacidades de expresar, contar y tener conciencia de sus sentimientos. A partir de experiencias musicales se establece un tratamiento que conjuga el desarrollo de la socialización, comunicación, imaginación y reciprocidad emocional; moldeando aspectos que le permitan una mejor calidad de vida dentro de los contextos escolares, institucionales y la dinámica familiar.

El desarrollo del quehacer musicoterapéutico en el trabajo con niños y adolescentes permite elaborar procesos singulares con cada uno de ellos, generando intervenciones creativas, artísticas y menos invasivas para los usuarios. Esto permite desarrollar una línea de trabajo e intervenir de manera integral, no solamente la socialización y comunicación, sino también poder intervenir musicalmente en el desarrollo de capacidades de imaginación, empatía, sensaciones y despertar interés.

Desarrollo de la comunicación y el lenguaje:

Es importante remarcar que el desarrollo de la comunicación y el lenguaje está íntimamente relacionado con características expresivas sonoras. Se sabe que las interacciones entre la madre y bebe, ya sea en etapa prenatal y o el desarrollo infantil poseen parámetros musicales. Se habla del componente rítmico (pulso cardíaco) y lo melódico relacionado con aspectos de tono afectivo básicos en la comunicación humana.

“El ritmo, el movimiento y la forma de la conversación en sintonía madre-bebe cobran un sentido discursivo, generando en el tiempo la expectativa del próximo sonido que por tensión-relajación se traducirá en un hecho sonoro comunicacional” (L. Licastro)

En este sentido el intercambio sonoro, musical y de lenguaje hablado otorga una vivencia fundamental, que fortalece los vínculos y permite dar herramientas de habilidad social y comunicativa que el niño utilizará para establecer nuevas y posteriores relaciones con adultos y con pares. En niños que poseen problemas o alteraciones a nivel de comunicación temprana, el lenguaje verbal puede que se encuentre demorado debido a la falta de estructuras sonoras faltantes previas al lenguaje hablado. Esta  causa es el factor a evaluar e intervenir por un profesional dedicado a la clínica en niños.

Algunos de los beneficios de la Musicoterapia en el desarrollo de habilidades de comunicación:

La improvisación musical y el trabajo con canciones permiten desarrollar distintas habilidades tales como:

  • El incremento del vocabulario
  • Desarrollo de la imaginación
  • Reconocimiento de sentimientos y emociones
  • Aumento de la comunicación espontánea
  • La apreciación por los instrumentos musicales y elementos creativos
  • Mejoría de la atención y concentración
  • El seguimiento de las instrucciones
  • La adquisición de nuevos conceptos e intereses
  • La mejora del trabajo en equipo
  • Aumento en la capacidad de expresión de emociones.
  • Mejorar la comprensión del lenguaje
  • La disminución de ecolalia (repetición incontrolada e inmediata de las palabras pronunciadas por otro)

La música, en este caso dentro de un proceso musicoterapéutico permite abordar pacientes con distintas problemáticas. Logrando en cada uno de los procesos un desarrollo emocional y mejor comprensión de emociones en sí mismo y en los otros, la regulación de emociones, flexibilidad y anticipación que le permiten establecer mejores relaciones sociales y mejorar la calidad de vida. La evolución del funcionamiento emocional juega un papel importante en esa adaptación social y competencia escolar.  Tanto la regulación cognitiva como la regulación emocional se desarrollan en forma paralela, y la música ha sido efectiva para abordar de manera integral a niños y adolescentes con problemas de comunicación y habilidades sociales.